Ida permite a Bles Dairies ahorrar tiempo

ida-permite-a-bles-dairies-ahorrar-tiempo

Bles Dairies es una granja familiar de los Países Bajos. Las operaciones diarias están a cargo principalmente del gerente, Daniel Metzlar, y su esposa, Ellen.

La instalación de Ida en la granja ha sido un proceso sencillo. El equipo de ingeniería de campo de Connecterra visitó Bles Dairies e instaló todos los puntos de acceso necesarios, una estación base y sensores de instalación sencilla en las vacas. Los primeros resultados llegaron aproximadamente en 2 o 3 semanas y sentaron las bases de las recomendaciones que pueden utilizarse en las operaciones diarias. Conforme Ida fue recopilando datos, las alertas se volvieron increíblemente útiles. “Al principio, la información parecía convencional, pero conforme Ida recopilaba más y más datos, la información que ofrecía era más interesante. Algo que resulta verdaderamente útil para los ganaderos en su trabajo diario en la granja”, afirma Metzlar.

Información sobre la rumia y la salud

Si una vaca tiene problemas con su actividad de rumia, puede ser una señal de un problema mayor y, como menciona Daniel: “puedes detectarlo bastante rápido con la aplicación. Si la vaca tiene un problema, cambia su comportamiento. Ida puede detectarlo en una fase temprana”. Ida evalúa cuánto rumia una vaca, además de otros patrones de comportamiento, y utiliza esa información para realizar cálculos para determinar si dicha vaca desarrollará un problema o no. Esto se traduce en información para el productor, de forma que pueda atender el problema antes de que empeore. Esto, por sí mismo, mejora la eficiencia de las operaciones de una granja y permite ahorrar gastos veterinarios y médicos. Cuando una vaca se pone enferma, normalmente se trata con medicinas y es muy probable que haya que llamar al veterinario. El coste de la llamada de urgencia y de las medicinas pueden suponer cientos de euros. “Gracias a Ida es posible evitar todo eso, ya que ayuda en gran medida a reducir el suministro de antibióticos a las vacas y las mantiene en un buen estado de salud”, afirma el granjero.

Un gerente de la granja 24 horas

Ahorrar tiempo es importante para esta familia neerlandesa. Metzlar: “Sabemos que no podemos estar en el establo las 24 horas los 7 días de la semana. Pero Ida sí puede, vigila de cerca a cada vaca en todo momento; cuando te despiertas por la mañana ya has recibido la notificación de que es necesario examinar a determinadas vacas. Se pueden tomar medidas antes de que se note físicamente el problema. Para mí esa es la gran ventaja de Ida”. Ida funciona como un par de ojos adicional en el establo. De esta manera, Metzlar y su esposa pueden estar más tranquilos cuando no están físicamente presentes.

Más tiempo con la familia

Como en cualquier oficio, la ganadería consume mucho tiempo y limita las oportunidades de estar con la familia y los amigos. La industria láctea no es diferente y, como dice Daniel, “si surgen problemas, hay que dedicar mucho tiempo a las vacas y solucionarlo. Si las vacas se mantienen sanas, uno tiene más tiempo de estar en casa con la familia. Es posible tener más tiempo para uno mismo. De esta forma, Ida permite ahorrar tiempo”. Si bien muchos piensan que la ganadería no es una industria que requiera conocimientos técnicos, no podrían estar más equivocados. La industria agrícola está en pleno auge gracias a los desarrollos tecnológicos. Metzlar está de acuerdo en que la tecnología es necesaria a diario en la agricultura. “Me entusiasma Ida y se la recomendaría a otros productores. Todo se muestra de una manera muy sencilla y todos pueden trabajar con ella. Es un excelente avance de tecnología. Consolida realmente la idea de que Connecterra se esfuerza continuamente por usar el poder de la inteligencia artificial para crear un sistema agrícola más sostenible”.

Nombre: Daniel Metzlar
Localidad: Broek, Frisia, Países Bajos
Vacas lecheras: 220 (en 2020)
Ganado joven: 110
Terreno: 125 hectáreas